Cerdos capitalistas

OKJA ⎢ Bong Joon-ho, 2017

Para los interesados en la filmografía de Bong Joon-ho, podría sugerir una doble función con Okja (Corea de Sur-EUA, 2017) y Gwoemul (El huésped, Corea del Sur, 2006). La impresión que deja un cerdo gigante, que camina sobre la tierra y se arroja con gran fuerza, es similar a la que deja el monstruo escurridizo de su anterior filme. En ambas historias se muestran las consecuencias de las mutaciones incitadas por el ser humano y el desaire que supone distorsionar a la naturaleza. Mientras en Okja la fijación entre una niña y su cerdo gigante tiene tintes de cuento de hadas, en Gwoemul el engendro engulle a plena luz del día y despierta el horror cuando mantiene cautiva a una adolescente.

También podría hacerse una doble función de Okja con Snowpiercer (Corea del Sur-EUA, 2013), y reconocer el interés del realizador por los mecanismos con que se estratifica la sociedad. Ya sea en los vagones de un tren o en una fábrica en paupérrimas condiciones, en ambos filmes aparece la angustia de que la condición humana se reduzca a su mera carnalidad, de que el hambre y la desigualdad provoque que el ser humano se ingiera a sí mismo. Ambos filmes comparten, además, la desilusión que dejan las fuerzas que contraponen al sistema, el absurdo y el derroche de luchar a ciegas. En su cine no hay cabida para héroes, y la salvación que persiguen acaba inevitablemente en farsa.

En Okja observamos cómo el sistema ha construido un mundo feliz gracias a la mercadotecnia. Un corporativo de alimentos de nombre Mirando (referencia obvia a Monsanto) justifica su intención de vender carne de cerdos genéticamente modificados mediante un concurso televisivo. La villanía de su CEO (la camaleónica Tilda Swinton) parece radicar en sus mentiras, en su intención de vender una puesta en escena que esconda la cara sucia del sistema. Bong despliega su estilo visual para generar una sátira del capitalismo, para desenmascarar que detrás de los rostros sonrientes y los vestuarios ridículos hay un desgaste en las condiciones de producción y consumo.

En medio de las apariencias, queda la historia de una pequeña niña llamada Mija, a la que separan de su mejor amiga (uno de los cerdos en concurso) y quien hace un enorme esfuerzo físico por regresar a ella. Sus motivaciones parecen insignificantes pero en realidad son los más puros. Aunque reitera su deseo de hablar por teléfono con Okja, queda atrapada en la confusión del idioma y en las campañas de los demás. Conseguir comunicarse en este escenario global resulta problemático, sobre todo cuando hay intermediarios. “La traducción es sagrada”, afirma con certeza uno de los personajes. Porque en el fondo todos los personajes intentan negociar con Mija en afán de seguir sus propios intereses, pero lo hacen de forma engañosa o equivocada. Y la única persona que demuestra claridad es la férrea representante del capitalismo, para quien la vida es una cuestión de pagar un precio, una transacción como cualquier otra.

Lo que muestra Bong es cómo ciertas dinámicas económicas terminan aprovechándose de figuras inocentes, y cómo los capitales se han impuesto como las verdaderas redes de comunicación y entendimiento. Es una idea que parece concordar con la estrategia de Netflix, la plataforma de exhibición de la película, de formular una película de aspiraciones globales. Okja es un filme de un realizador coreano, con actores estadounidenses, cuyo estreno sucedió en un festival de cine europeo y que ahora es visto por millones de suscriptores alrededor del mundo. Como la carne de la compañía Mirando, se ha vendido sobre todo su accesibilidad, lo que es lamentable, porque Bong mantiene un estilo pulcro y consigue dirigir un filme disfrutable y con el espíritu crítico de su filmografía. HH

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s